Segundo Viernes de Cuaresma. Fería del Barrio de Culhuacán. Capilla de Los Dolores

Durante el segundo viernes de cuaresma, en el Barrio de los Dolores se lleva a cabo la festividad del Cristo que es la imagen principal que se encuentra dentro de esta capilla.

Al igual que en otras fiestas, los preparativos comienzan nueve días antes con el llamado novenario, que son celebraciones de misas o rosarios, uno por día, durante los días previos al segundo viernes.

El viernes a las seis de la mañana, la banda de viento toca las tradicionales mañanitas en la entrada de la Capilla de Los Dolores, se truenan salvas de cohetes y se repican las campanas.

A medio día se realiza una celebración eucarística y por la tarde las festividades continúan con el brinco de chinelos, la quema un castillo de fuegos pirotécnicos y un baile popular.

Debido a que ya mucha gente trabaja entre semana, la fiesta grande se pasa para el día domingo, en donde de igual manera, a temprana hora se tocan y cantan las mañanitas, se truenan salvas de cohetes y se comienzan a recibir las promesas de los barrios restantes, de la iglesia y de algunos pueblos de fuera. Además se reciben algunas peregrinaciones familiares o grupales y llegan algunos danzantes.

Cabe destacar que esta celebración es una de las pocas en las que se adorna con flores los altares.

De igual forma a la 1pm de celebra una misa, luego la gente se va a comer mole a alguna casa de sus familiares, amigos, compadres o a algún hogar en donde la gente recibe a cualquier visitante que quiera comer. De forma paralela en la Capilla de Los Dolores una banda de viento sigue amenizando el ambiente, o alguna danza entretiene a los visitantes. Más tarde por las principales calles se realiza el brinco de chinelo y más noche la tradicional quema del castillo acompañada de las notas musicales de una banda de viento.
Ya en la noche se lleva a cabo el popular baile.

Durante la cuaresma el color morado prevalece y se quitan las flores en los altares

Desde el miércoles de ceniza, a temprana hora o incluso un día antes, los mayordomos y encargados de las capillas o los fiscales de la iglesia, cambian la vestimenta de algunas imagenes a ropas de color morado, las mesas de los altares son cubiertas de manteles morados y las cortinas del santisimo también son cambiadas por unas de color morado.

Las flores se cambian por unos macetones de palmas (tipo arecas).

Las celebraciones de la Semana Santa en el Pueblo de Ocotepec, Mor

Las celebraciones con motivo de la Semana Santa en el Pueblo de Ocotepec, son unas de las más representativas del Estado de Morelos, debido a la magnitud de las mismas y además de que son de las más completas.

Comienzan el miércoles de ceniza y terminan el domingo de pascua. A diferencia de otros lugares, en Ocotepec no hay una carnaval los días previos al miércoles de ceniza.

Como bien se sabe las fechas de estas celebraciones varían dependiendo de cuando sea la Semana Santa en el calendario de las celebraciones de la iglesia católica.

Celebraciones, promesas, procesiones, rosarios y la representación teatral de la pasión de Cristo y crucifixión son algunas de las celebraciones que se realizan con fe.